Es una técnica derivada del tatuaje, que consiste en introducir pigmento bajo la piel, con el objetivo de simular una areola, un complejo areola-pezón o bien para corregir imperfecciones o disimular cicatrices.


Está indicada en mujeres que han sufrido cáncer de mama, al final de la cirugía reconstructiva, o en casos de implantación de prótesis o cicatrices en el área del pezón. También se utiliza para corregir asimetrías o pérdidas parciales de color en areola o pezón, o por motivos estéticos para mejorar forma o tonalidad.


En caso de ausencia de una sola areola, se toma ejemplo de la otra para buscar similitud de color y forma, así como simetría. En caso de ausencia de las dos areolas, se intenta adecuarlas a las características morfológicas de la paciente, buscando la naturalidad.


Se realiza de forma ambulatoria, utilizando una crema anestésica para evitar molestias a la paciente.
Para conseguir un resultado óptimo, son necesarias varias sesiones.


No es permanente, tiene una duración de varios años, dependiendo del color y tipo de piel de cada paciente, pudiéndose hacer los repasos que sean necesarios si va perdiendo intensidad.

MICROPIGMENTACIÓN de areolas

material para realizar micropigmentación de areolas de mama
material para realizar micropigmentación de areolas de mama